Adiós a un esponjoso problema .....





¿Quién no conoce al leoncito de Sedal?, tal y como si fuera una mujer, este simpático animal busca un remedio para su esponjada melena, encontrando en la línea anti-sponge la respuesta.

En este anuncio la imagen y el texto van acorde, ya que en la parte superior se pregunta: “¿Cabello esponjado?”, mostrándonos al desesperado león, mientras en la parte inferior dice: “Disfruta de un cabello suave y manejable que no se esponja”, acompañado de nueva cuenta por un león pero ahora feliz por mostrar el cabello lacio y bien peinado. Tal como lo connota la palabra “disfruta”.

Un aspecto importante es que el texto no excede las doce palabras, entre el texto superior e inferior suman las doce exactas. Haciendo que sea fácil leerlos y lo mejor, que no causa flojera. Sobre todo, por la utilización de palabras sencillas y entendibles, para que el público pueda asimilar lo escrito. Sobre todo, trata de expresarse sincero y amistosamente.

En la publicidad de Sedal el primer texto llama la atención, ya que comienza con una pregunta “¿cabello esponjado?”, desde luego captura al público, al incitar que ellos mismos piensen si lo tienen o no así.

El texto está hecho en un tono personal, refiriéndose al receptor en forma singular al decir “disfruta”, ya que es percibido de una forma más directa, al hacer sentir que “ella” es importante, por ende este tipo de mensajes son efectivos.

Apela tanto a la razón como a las emociones, pues en el texto dice los beneficios de la línea anti sponge Sedal “cabello suave y manejable que no se esponja” y el apelativo a la emoción a través de la palabra “disfruta”, denotando la sensación de estar a gusto y alegre con un cabello así.


La utilización del humor también está presente, ya que la sola imagen del león es graciosa, además al referirse a un antes donde su cabello era implacable y un después donde no había ningún cabello fuera de su lugar. La imagen humorística del león fue la clave del éxito de la campaña, siendo un buen ejemplo de los beneficios de éste dentro de un anuncio.

Un nuevo anuncio con el león de nueva cuenta constituyo una campaña de reforzamiento con la finalidad de un mantenimiento de marca, esta vez nuestro león manifiesta su opinión “Yo ya no me esponjo” dándole el visto bueno a un producto que ha probado y ahora recomienda, sin ser contraproducente el NO.
Dicha publicidad sí logró las expectativas, pues la agencia UNILEVER y JWT recibieron en el 2005 el premio EFFIE por la originalidad y efectividad de la campaña “¿cabello esponjado?” de la marca de shampoo Sedal. [1]

Como decía el dueño de la empresa Apple y como también lo mencionó el gerente de la marca Sedal Frederic Gigou: el éxito de cualquier campaña requiere del trabajo en conjunto tanto de la empresa como de la agencia.[2]

La campaña tuvo tal éxito que quedó en el recuerdo de muchos consumidores, pues en el caso de los mexicanos este león sin igual los acompaño hasta en el transporte colectivo, por tanto ¿Cómo olvidarlo?

[1] Véase la página de Internet de AMAP http://www.amap.com.mx/noticia.php?id=1018
[2] Véase la página de Internet de AMAP http://www.amap.com.mx/noticia.php?id=1018

1 comentario:

blacksunrise dijo...

Esta campaña de Sedal me parece de las más exitosas, no sólo por e ingenio de usar al león, sino mostrar un problema tan común entre las mujeres como es el cabello esponjado con un tono irónico y además mostrando lo fácil que es resolverlo con su producto. Bien!